DERECHO AGRARIO

En primer lugar podemos definir al derecho agrario como las normas y reglamentos encargadas de regular la organización territorial productiva y la explotación agrícola derivadas de la actividad agropecuaria.

Las políticas agrarias engloban las necesidades de una región (consumidores) y el balance que debe mantenerse con el entorno (ambiente), como resultado para que no surja una explotación indebida que traiga cambios negativos al medio ambiente.

En consecuencia cada uno de los países debe enfrentar los problemas agrarios con eficiencia y buen uso de las leyes.

Como resultado a nivel mundial cada día que pasa son más los suelos infértiles y la disminución del agua potable necesaria para los cultivos y todo el mantenimiento agrícola.

Este es un tema de magnitud mundial y acá describiremos algunos puntos resultantes de esta materia en Latinoamérica:

DERECHO AGRARIO EN BOLIVIA

En Bolivia mientras que las leyes establecen que el derecho a la propiedad agraria es transferible por herencia a los sucesores establecidos legalmente, el mismo no es un derecho absoluto por lo cual tiene sus limitaciones.

La Constitución Política del Estado establece los siguientes puntos:

El trabajo es la fuente fundamental para la adquisición y conservación agraria, las cuales deben cumplir su función para salvaguardar su derecho de acuerdo a la naturaleza de la propiedad.

  • El incumplimiento de la función económica social o la tenencia latifundista de la tierra, serán causales de reversión y la tierra pasara a manos del pueblo boliviano.
  • Los conflictos resultantes de la propiedad agraria en cualquiera de sus formas están bajo la dependencia de la Jurisdicción Agroambiental.

De acuerdo a las leyes de derecho agrario boliviano se clasifican las propiedades de la siguiente manera:

1.- Solar Campesino: Lugar de residencia y patrimonio familiar inembargable.

2.- Pequeña Propiedad: Fuente de subsistencia del titular y su núcleo familiar inembargable.

3.- Mediana Propiedad: Pertenece a personas naturales o jurídicas, explotada donde su producción principal se destina al mercado.

4.- Empresa Agropecuaria: Pertenece a personas naturales o jurídicas, explotada bajo régimen de trabajo asalariado y otros tipos de empleos.

5.-Tierras Comunitarias de Origen: Constituyen el habitad de pueblos y comunidades indígenas donde los mismos subsisten y desarrollan sus formas económicas, sociales y culturales.

6.-Propiedades Comunitarias: Son las tituladas de forma colectiva a las comunidades campesinas, donde las mismas constituyen una fuente de subsistencia para sus propietarios.

PARAGUAY

En primer lugar se establece que el sujeto agrario, es la persona que se dedica a la actividad agraria haciendo de ella su profesión, esta se clasifica en 3 tipos:

1.- Sujeto Publico: Es el Estado.

2.- Sujeto Privado: Cualquier individuo que ejerza la actividad agraria de manera habitual (agrónomos, veterinarios, etc)

3.- Sujeto Físico: Clasificado en individual (agricultor), colectivo (familias, comunidades o colonias agrarias).

Como establecimiento agrario se pueden clasificar los siguientes:

1.- Agrícolas: Cría, caza, pastoreo de ganado de cualquier tipo.

2.- Ganaderos: Cultivo de la tierra (terrenos, arboles, semillas, animales, implementos y maquinarias)

3.- Industriales: Encargados de la elaboración de materiales animales, vegetales y minerales, también los establecimientos industriales destinados a la cría de animales que no sean ganado (palomares, colmenas, conejales y criaderos de aves).

Por lo tanto el principal objetivo del derecho agrario paraguayo es lograr el bienestar rural, estableciendo sistemas equitativos de distribución de tierras.

Para eso se necesitara ayuda de créditos y la debida asistencia técnica, educativa y sanitaria necesaria para promover la producción, industrialización y racionalización del mercado para el desarrollo integral del agro.

DERECHO AGRARIO DE PERU

Sin duda la Constitución vigente desde 1993 en el Perú garantiza el derecho de propiedad, considerándolo como uno de los derechos fundamentales de la persona.

Lo mas notable que también consagra la protección de la propiedad de la tierra en forma privada o comuna y señala los siguientes lineamientos:

El Estado apoya preferentemente el desarrollo agrario, garantiza el derecho de propiedad sobre la tierra, en forma privada o comunal.

  • En el caso de tierras abandonadas pasarán al dominio del Estado para su adjudicación en venta.
  • Las Comunidades Campesinas y las nativas tienen existencia legal, son personas jurídicas y autónomas en su organización.
  • El estado respeta la identidad cultural de las Comunidades Campesinas y Nativas.
  • Las tierras de las Comunidades Campesinas son las que señala la Ley de Deslinde y Titulación y son inembargables e imprescriptibles.
  • El Estado garantiza a toda persona natural o jurídica, nacional o extranjera el libre acceso a la propiedad de las tierras, cumpliendo con las normas del derecho sustantivo que las regula.

La principal normativa legal en materia de tierras agrícolas vigente es la Ley de Promoción de la Inversión en las Actividades Económicas en las Tierras del Territorio Nacional y de las Comunidades Campesinas y Nativas.

Aunque se han tomado medidas para impulsar la formación de nuevas asociaciones con las siguientes leyes y planes:

Ley de Promoción y Formalización de la Micro y Pequeña empresa.

  • Promoción de la organización de los productores agrarios y la consolidación de la propiedad rural para el crédito agrario.
  • Programa de compensaciones para la competitividad.
  • Ley de promoción de la producción orgánica o ecológica, entre otras.

ARGENTINA

En argentina la legislación agraria en primero lugar comenzó en las primeras décadas del siglo XX y como resultado surgieron grandes transformaciones en el campo social, económico, ideológico y político, los años 40 y 60 constituyeron los años de oro del derecho agrario argentino.

La primera ley de Derecho Agrario moderno, se dio en el año 1921, tratando sobre arrendamientos rurales, que dieron a la tierra un valor social y que otorgó estabilidad al trabajador agrario.

Aseguró el pago de sus inversiones, el no embargo de sus animales, elementos de trabajo y su libertad de contratación.

Finalmente esta ley fue modificada en el año 1932, la cual brindaba mayor protección al arrendatario rural. Posteriormente en el año 1980 se modificó nuevamente la ley dejándola como actualmente rige, con menor participación estatal.