¿POR QUE ES IMPORTANTE FIRMAR UN CONTRATO?

Para comprender la importancia que tiene la firma de un contrato, debemos conocer la definición del mismo, un contrato es una convención, entre dos o más personas, empresas u organismos para constituir, regular, transmitir, modificar o distinguir entre ellas un vínculo, dejando constancia de los derechos y obligaciones del mismo, así como también las condiciones y cláusulas que las partes incluirán en dicho pacto.

La parte más importante de escribir y formar un contrato es transmitir y dejar plasmados los derechos y obligaciones a las que las partes que lo integran se suscriben, para que en el caso tal, de que se genere alguna duda o conflicto, acerca del cumplimiento del mismo, bastará con tomar y revisar lo acordado entre las partes, para así llegar a una solución con mayor facilidad.

Al momento de redactar un contrato es necesario asegurarse con los requisitos legales y no dejar ningún cabo suelto.

Ya que si bien es cierto un contrato bien hecho puede protegernos, uno mal estructurado puede ocasionar problemas o inconvenientes en un futuro.

¿Que debe incluir un contrato de manera general?

  • Lugar y fecha en la que se está realizando.
  • Nombres completos de los contratantes y su edad.
  • Una explicación detallada de lo que las partes están acordando manifestada de manera libre y consciente.

Para la firma de un contrato, la edad juega un papel muy importante ya que los firmantes deberán ser por lo general mayores de 18 años, en caso de no contar con la mayoría de edad requerida, los menores deberán estar emancipados o en su defecto contar con una autorización de sus padres o de la persona a su cargo para poder avalar su acción legal.

Es necesario el consentimiento entre las partes que llegaran al acuerdo, este deberá ser de mutuo acuerdo y no ser producido con ningún tipo de intimidación, ya que esto anularía su validez, también deben ser aplicados a un objeto o causa en las cuales las partes quieren convenir y aunque en algunos casos pueden darse de manera verbal, lo más recomendable es hacerlo de forma legal, de manera escrita, firmado, notariado o delante de testigos que certifiquen lo pactado.

Cabe destacar que los contratos van a variar dependiendo de las regulaciones, formatos y leyes vigentes de cada lugar.

Existen muchos tipos de contratos, pero aquí detallaremos algunos de los más comunes:

 

1) Contratos de Alquiler: Donde el propietario y el inquilino acuerdan el uso, goce y cuidado de un inmueble por un costo mensual estipulado.

2) Contratos Compra-Venta: Donde el vendedor se obliga a entregar una cosa u objeto determinado, mientras el comprador pagara una remuneración por ello.

3) Contrato de Servicio: En este se pacta la realización de una determinada obra o prestación de servicio a cambio de un costo estipulado.

4) Contrato de Trabajo: Pueden venir representados de forma individual entre el empleador y un empleado bajo su subordinación o colectivo.

5) Acuerdos Prenupciales: Se realizan antes de contraer matrimonio para distribuir los bienes en caso de divorcio o separación.

6) Contrato de Confidencialidad: En el cual se acuerda la discreción y no divulgación de un asunto.

Beneficios

Los beneficios de realizar un contrato serán, dejar constancia escrita del acuerdo, evitar malentendidos y reclamos innecesarios, ya que estando por escrito no se olvidarán los puntos acordados, además de aportar seguridad y tranquilidad entre ambas partes.

Algunas personas por lo general, desestiman la importancia de contar con un documento por escrito, que avale y resguarde un trato, ya sea por tratarse de un amigo, un familiar o por el simple hecho de que el objeto no sea de gran valor, pero siempre debemos valorar la firma de un documento, ya que con esto protegeremos los intereses de las personas involucradas, evitando problemas futuros con tan solo invertir un poco de nuestro tiempo.

Recordemos que por muy sencillo que pueda parecer la realización de un contrato y de saber cuáles son los puntos que no deben faltar en su elaboración, lo ideal es hacerlo con la ayuda, redacción y asesoría de un abogado especialista, de acuerdo a la legislación vigente, donde el mismo escuchará los términos de ambas partes y se encargara de escribir un contrato, donde se refleje de la mejor manera el acuerdo y donde se garantice fielmente la seguridad y tranquilidad de sus clientes, ya que esta será una herramienta  vital de derecho para la exigencia de su cumplimiento.