LA DEMANDA CIVIL

Es un acto jurídico procesal inicial de postulación, que se presenta tras un conflicto entre particulares, donde la persona afectada espera una indemnización por daños o perjuicios, así como el reconocimiento de sus derechos, este acto es de carácter formal, ya que debe cumplir con una serie de requisitos para ser admisible.

Una demanda civil, deberá interponerse ante los tribunales civiles competentes.

Por lo general contiene:

  • Un debido tribunal designado, en el cual será efectuada la demanda.
  • Los datos del demandante y el demandado, nombres completos, domicilio, profesión u oficio y de las personas que los representen en el acto.
  • Una exposición clara de los hechos y fundamentos de derecho en los que se apoyan.
  • La enunciación clara y precisa, consignada en la conclusión de las peticiones que se someten al fallo del tribunal.

Luego de esto el juzgado admitirá la demanda, por medio de una resolución y en ese caso citara a ambas partes a comparecer e intentar llegar a un acuerdo, que en caso de existir, será avalado por el juez mediante una sentencia y que deberá de ser cumplida obligatoriamente; Si el acuerdo entre las partes no llegara a producirse, lo más seguro es que se vaya a un juicio oral, en el que se deberán presentar todas las pruebas y en donde el juez ejecutara sus propias conclusiones y determinara la sentencia.

Los tipos de demanda civil más comunes son:

  • Divorcios: Este proceso disolverá la unión conyugal entre dos personas.
  • Herencias y Sucesiones: Legalización y supervisión ante un tribunal, para correspondiente distribución de los bienes de una herencia.
  • Violencia de Genero: Relacionados a malos tratos hacia las mujeres y la violencia doméstica.
  • Por daños y perjuicios: Donde se exige la compensación a la víctima de una determinada acción, para retribuir de forma monetaria los males ocasionados.
  • Por discriminación: La mayoría de los países prohíben cualquier tipo de discriminación ya sea laboral, escolar, racial, de género o de algún otro tipo.

Aunque para la actuación inicial de las demandas, el demandante puede comparecer por sí mismo, para la debida defensa de sus derechos en juicio, necesitara la ayuda de un abogado, el cual se encargara de que la demanda cumpla con los fundamentos de derecho por ser la figura con más conocimiento de las respectivas leyes, es por esto que si se desea interponer una demanda es importante que se consulte con un abogado especialista en la materia.

Para concluir queremos resaltar que, en los casos civiles, la parte que pierde no corre peligro de enfrentar la cárcel, sin embargo, puede haber otras implicaciones, como, por ejemplo, en caso de que el demandado se rehúse a pagar la deuda o no lo haga en el plazo establecido, se hará la valuación de sus bienes para que sean vendidos y con esto pagar la deuda.